Tras cobrar premio de la lotería.

Le quitan la vida a un dominicano en El Bronx después de celebrar premio de US$300 de la lotería.

Apenas unas horas antes de su asesinato, Lora había cobrado en la bodega local los 300 dólares que se había sacado en la lotería y celebraba la modesta cantidad del premio.

Un dominicano de 62 años que se desempeñaba como portero en El Bronx fue baleado por un compañero de cuarto en momentos en los que celebraba haberse sacado un premio de 300 dólares en la lotería, según informó el Daily News.

La víctima, que fue identificada como Juan Lora, recibió un disparo en la parte posterior de la cabeza durante una disputa en su piso del sótano en W. 169th St. cerca de Plimpton Avenue en Highbridge alrededor de las 10:40 de la noche del martes, según el informe de la Policía.

Al llegar al lugar, los policía encontraron al compañero de cuarto de Lora, Angelo Miranda, de 51 años, a las afueras del edificio con un arma, por lo que procedieron a su detención.

Los amigos de la víctima indicaron que, unas horas antes, Lora había cobrado en la bodega local los 300 dólares que se había sacado en la lotería y celebraba la modesta cantidad del premio.

“Estaba aquí y muy feliz”, dijo su amigo y compañero habitual de la bodega, Johnny Rivera, de 60 años, al diario estadounidense, que agregó que Lora “estaba celebrando y compró una caja de cerveza para todos. Lo que sea que pongas en el mostrador, él lo pagó”.

Tras lanzar billetes de 10 dólares a sus amigos, Lora salió de la bodega con dirección a su residencia. Según el relato de Rivera, al llegar a casa, la víctima y su agresor sostuvieron una discusión.

Según el diario New York Daily News (@NYDailyNews) February 2, 2023 indica que
“Fueron amigos en un tiempo”, dijo el hombre al asegurar que la pelea entre los dos hombres no era reciente.

El Daily News informó que Miranda fue acusado de asesinato y homicidio involuntario cerca de las 3:15 de la madrugada del miércoles, después de ser sometido a un largo interrogatorio.

A Juan Lora, quien trabajaba de portero en un edificio de El Bronx, le sobreviven dos hijos adultos que residen en el país. Mientras que su agresor esperaba la lectura de cargos en el Tribunal Penal de El Bronx este jueves.