Le perforó el Cora…

Una pareja quedó altamente devastada esto luego de contar como fue que perdieron a su bebé, en un hecho que sucedió en Motherwell, Reino Unido. y quieren darle advertencia a todos los padres para que no les suceda lo mismo que a ellos.

El bebé de quien hablamos es identificado con el nombre de Huguie McMahon y su madre Christine de 32 años de edad y el padre Hugh McMahon de 29 años de edad.

El bebé sufrió unos daños irreparables en sus órganos luego de que una batería de un juguete de apenas el tamaño de una pildora se quedo alojada en su garganta.

poco despues de tragar accidentalmente la batería su S4NGR3 se convirtió ácida y le hizo quemaduras del tamaño de una moneda de 5 centavos en su pequeño corazón el cual tambien le perforó el corazón, revelaro unos padres afligidos por el suceso.

el bebé estaba flácido luego de que haya ingerido la pequeña bateria del juguete, que se cree que cayo de un mono de juguete, el cual luego de ingerirla se quedo alojada en su pequeño esófago.

Los padres vieron con una angustia inconsolable como los dos siguientes dias su pequeño bebé luchaba por su vida en el hospital local.

Lamentablemente tuvieron que tomar la decisión de apagar la maquina que lo mantenia con vida luego de que los medicos que lo atendian le revelaron a los padres que realmente ya no habia nada mas que se pudiera hacer para salvarle la vida al bebé.

Fue luego del fallecimiento del bebé, que su padre descubrió que a uno de los peluches del bebé “el monito” le faltaba una pequeña bateria.

Se dice que el niño puso una de las tres bateria en su boca, lo que provocó un daño catastrófico en sus órganos.

La pareja de esposos, acunó a su bebé y le dijeron cuanto lo amaban mientras este se iba, ahora hacen campañas para prohibir ese tipo de baterias tan pequeñas.

La madre traumatizada comentó: Esto es lo mas dificil que he vivido es como un infierno viviente. Sentir como se iba mi bebé. no hay palabas en el universo para describir tanta tristeza y D0L0R.

Al bebé lo sometieron a una operación de 12 horas mientras los cirujanos intentaban averiguar que era lo que sucedia.

Luego los medicos descubieron que su S4NGR3 no estaba coagulando y se habia vuelto acida.

“El hígado y sus riñones estaban ya arruinados, los pulmones ya no funcionaban correctamente y el corazón se inflamó”

Las esperanza de los padres de que el bebé pudiera recuperarse se desvanecieron cuando aquella noche los medicos les revelaron que ya habian identificado la causa de la enfermedad.